Rubiales insiste en su ‘guerra’ contra Jenni Hermoso

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol solicita el archivo y sobreseimiento del expediente abierto por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

Según informa ‘Europa Press’ el ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales ha solicitado el archivo y sobreseimiento del expediente abierto por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que proponía una sanción de tres años de inhabilitación por el beso a Jenni Hermoso y lo que ocurrió durante la final del Mundial femenino en el palco.

«El fugaz beso (no en la boca sino) en los labios, fue consentido, y quien diga lo contrario, está faltando a la verdad. Todo lo expuesto por mí hasta la fecha ha sido mi única versión y así será. Las pruebas visuales, conductuales, incluso las declaraciones espontáneas de ambas partes tras lo sucedido así lo indican», dijo en contra de la versión de Hermoso.

El juez del ‘caso Rubiales’ escucha esta semana a su exjefe de gabinete y a la futbolista Laia Codina

Según informa ‘Europa Press’ el ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales ha solicitado el archivo y sobreseimiento del expediente abierto por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que proponía una sanción de tres años de inhabilitación por el beso a Jenni Hermoso y lo que ocurrió durante la final del Mundial femenino en el palco.

«El fugaz beso (no en la boca sino) en los labios, fue consentido, y quien diga lo contrario, está faltando a la verdad. Todo lo expuesto por mí hasta la fecha ha sido mi única versión y así será. Las pruebas visuales, conductuales, incluso las declaraciones espontáneas de ambas partes tras lo sucedido así lo indican», dijo en contra de la versión de Hermoso.

El juez del ‘caso Rubiales’ escucha esta semana a su exjefe de gabinete y a la futbolista Laia Codina

El juez de la Audiencia Nacional que investiga las presuntas coacciones a la jugadora de la selección Jenni Hermoso a raíz del beso que le propinó el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)Luis Rubiales tomará declaración esta semana entre otros a su exdirector de gabinete José María Timón, y a la futbolista Laia Codina como testigos.

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1, Francisco de Jorge, abrirá esta ronda de declaraciones el martes escuchando como testigos al propio Timón, al psicólogo de la selección femenina, Javier López Vallejo y al responsable de ‘compliance’ de la selección, Javier Pujol. Ya el jueves, el instructor interrogará también como testigos a la futbolista Laia Codina y al presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino, Rafael del Amo. Ese mismo día, el juez escuchará a un testigo que presenció la conversación mantenida entre el exseleccionador Jorge Vilda y el hermano de la jugadora, Rafael Hermoso, en el avión de regreso a España desde Australia tras el Mundial.

El día 30 de este mismo mes también se celebrará un careo entre una amiga de la jugadora, Ana Belén Ecube, y el director de marketing de la RFEF, Rubén Rivera, que compareció como investigado por las posibles coacciones a la jugadora. Todo ello en el marco de esta causa, en la que el instructor investiga a Rubiales por presuntos delitos de agresión sexual y coacciones por el beso que propinó a la jugadora madrileña durante la celebración de la victoria en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda.

Hay dos versiones

Ante el juez, Rubiales defendió que el beso fue una «muestra de afecto» que se produjo de forma «natural», a la luz de «millones de ojos» y que fue «con consentimiento». A preguntas del abogado de Hermoso, aseveró que se trataba de una «celebración totalmente extraordinaria», que preguntó a la jugadora antes de darle el beso y que ocurrió «con consentimiento». «Si le pregunté antes ¿cómo no le voy a respetar?», respondió a la pregunta de si consideraba que había respetado a la jugadora al besarle en la boca, para luego apuntar que Hermoso tras ese episodio «se fue muerta de risa» y dándole «dos cachetes en el costado».

Sin embargo, en su declaración ante la Fiscalía, revelada por el programa ‘Código 10’ de Telecinco, Hermoso declaró que el beso no fue consentido ni se sintió respetada como persona y futbolista. «Me estaban sometiendo a algo que yo en ningún momento busqué ni hice para encontrarme con esa situación», desveló.

La coincidencia con el 155

El expresidente de la RFEF ve una «coincidencia caprichosa» en el número de su expediente, el 155, con el artículo de la Constitución que aplicó el Gobierno en 2017 en Cataluña. «Es evidente que no se pueden hacer paralelismos entre mi caso y la significancia y relevancia política que ha tenido hace unos años ese número, el 155. Pero viene a que vivimos en un Estado de Derecho, y no es razonable torcer la interpretación legal para tratar de amparar una sanción extremadamente injusta y desproporcionada», recalcó.

El soez gesto en el palco

Por último, Rubiales admitió que el gesto de tocarse los genitales en el palco fue un «acto soez», «inapropiado» y «ordinario», pero reiteró que iba dirigido al seleccionador nacional y no al rival como se había especulado. En este sentido, calificó como «gravísima» las acusaciones hacia su persona por dicho gesto, generándole «un juicio público paralelo» y una «total indefensión».

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Publicaciones relacionadas

® 2013 – 2024 Superlider | Todos los Derechos Reservados |
Potenciado por SuProyectoWeb.com