Sebastián Córdova, la figura de Tigres que picó piedra en Alebrijes de Oaxaca

En el Apertura 2016, el mediocampista de los felinos tuvo un rudo semestre de aprendizaje en el Ascenso Mx.

El gran momento que vive Sebastián Córdova con los Tigres de la UANL no son producto de la casualidad ni mucho menos y cuando mucha gente parece recriminarle su inconsistencia, la realidad es que su personalidad siempre ha sido así, incomprendido, con mucho talento en sus botines, pero muchas veces buscando imponer sus ideas, aunque los de enfrente no estén de acuerdo.

En efecto, mucho de lo que ahora es Córdova en el mediocampo felino se debe a los seis meses de aprendizaje que vivió en los Alebrijes de Oaxaca en el torneo Apertura 2016 en la Liga de Ascenso Mx, en donde junto con Emilio Sánchez, Jonathan Sánchez y Daniel Vázquez, llegaron procedentes del América para fortalecer el proyecto que en ese entonces comandaba el actual estratega del Atlante de la Liga Expansión Mx, Mario García.

Desde el principio Córdova pareció no comprender la decisión de la directiva de las “Águilas” de mandarlo a un proyecto fuera del confort de su casa, pero aceptó con profesionalismo el reto y no obstante que apenas tuvo 16 minutos de acción en todo el torneo, toda la serie de experiencias que vivió en ese semestre le dejaron en claro que debía superar su rendimiento para poder recibir una oportunidad en el primer equipo del América.

Y realmente su falta de adaptación en Oaxaca no se debió a la falta de logística o infraestructura del proyecto encabezado por la familia San Román, sino simplemente a que su talento y capacidad parecieron no encajar en el sistema de juego que utilizaba en ese entonces la oncena de la Verde Antequera.

Córdova en los seis meses que radicó en la capital oaxaqueña no faltó a entrenamiento alguno y en los entrenamientos buscó siempre encontrar que su estilo pudiera ayudar al cuadro oaxaqueño.

Pero muchos factores impidieron el florecimiento de su talento y apenas pudo jugar dieciséis minutos contra los Murciélagos FC en la fecha 4 de aquel campeonato del Apertura 2016, para después regresar al América y posteriormente ser prestado al Necaxa en 2018, en donde empezó a madurar hasta lo que actualmente transmite en el terreno de juego.

Quizá para algunos pudiera ser algo insignificante esa etapa en el Ascenso Mx, pero la realidad es que ese semestre donde Francisco Sebastián Córdova picó piedra en una categoría inferior le sirvió demasiado para madurar lejos de su familia y empezar a construir la gran historia que poco a poco ha ido edificando.

Porque para Córdova no fue fácil asimilar que no obstante sus ganas de impulsar su carrera, simplemente su estilo no encajó en lo que en ese momento necesitaba Alebrijes e inclusive pareció que su carrera sería una más de esos jovencitos que buscan el éxito en las categorías de formación del futbol mexicano.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Publicaciones relacionadas

® 2013 – 2023 Superlider | Todos los Derechos Reservados |
Potenciado por SuProyectoWeb.com