Un Guerrero mexicano que se abrió camino en el futbol de los Estados Unidos

El día que decidieron su nombre y lo bautizaron lo marcaron de por vida. Guerrero Pino Araujo no ha tenido de otra más que luchar y luchar para abrirse paso hasta cumplir su sueño.

El defensa del San Diego Sockers, equipo campeón de la Major Arena Soccer League de Estados Unidos, desde muy pequeño fue venciendo las adversidades y encontró el camino hacia el profesionalismo en el futbol, el deporte que tanto lo apasiona.

Tuvo la fortuna de ser criado por Julia Dolores Araujo Solís, su madre, y sus otros «papás», sus abuelos Vicente Araujo Zapién y Laurencia Solís Acosta. Comenzó en los llanos de su natal Parral, Chihuahua, hasta llegar al balompié profesional de México y que, al no encontrar grandes chances de alcanzar la Primera División, decidió emigrar a Estados Unidos a continuar su búsqueda.

«Jugué en Segunda y Tercera Divisón en México, pero luego vine a Estados Unidos a probar suerte, y acá me quedé», expresa el capitán de la Selección Mexicana de Minifootball que obtuvo en 2019 el Campeonato Mundial de la especialidad, en Australia, desde Kansas City, ciudad que lo arropó. A los 18 años acudió a unas pruebas con el equipo Kansas City Sporting de la MLS donde estuvo aproximadamente 7 meses.

El equipo no le ofreció un contrato, pero no pasó desapercibido. Le ofrecieron una beca completa en la Universidad de Missouri Kansas City, donde se graduó de Licenciado en Matemáticas y Estadística, en 2016, tras obtener tres títulos de MVP del equipo de futbol. Justo ese año cumplió su sueño de llegar al profesionalismo, pero fue en el indoor soccer.

El Kansas City Comets de la MASL le abrió un espacio en el roster y en su temporada de debut fue nominado al equipo ideal de novatos y para Novato del Año de la liga; a partir de ahí se ha mantenido como un elemento estelar del circuito.

Para la temporada 2018-2019 formó parte de una triangulación de movimientos entre Kansas City, Tacoma y San Diego, en la que los californianos cedieron a tres jugadores a cambio del zaguero azteca.

«Es un sentimiento muy bonito el poder hacer lo que me gusta lejos de mi tierra, el camino no ha sido fácil», acepta, «el abrirme las puertas en otro país, con otro idioma y aún así triunfar y hacer cosas importantes es un orgullo. Estar lejos de tu familia y darles esa satisfacción de verte triunfar en lo que amas es muy bonito».

En el mes de la patria, Pino, como comúnmente lo conocen, recuerda especialmente a su familia que sigue en México y extraña a una persona que fue clave en su vida, pero que desafortunadamente falleció el año pasado víctima del COVID.

«Mi mamá, mis hermanos están en México, y saber que me apoyan desde lejos me motiva a salir adelante», dice.

En su cuenta de Instagram aparece un emotivo mensaje para don Vicente Araujo Zapién, su «papá», a quien le dedicó el campeonato que obtuvo en abril con los Sockers; Araujo Zapién en realidad es su abuelo, pero para fines prácticos fue su papá. Falleció en 2021, a la edad de 81 años.

«Personalmente el año más difícil de mi vida. Hace 2 meses recibió la noticia más triste de mi vida. Perdí al hombre de mi vida, mi papá, ese día sentí que todo se me derrumbaba», expresa su mensaje titulado como «Misión Cumplida» y que está enmarcado con fotos y videos del festejo del título, «gracias a Dios pude cumplirle a mi ‘viejillo mugroso’ quien estoy seguro está en el cielo celebrando junto conmigo».

Lidiando verdaderas «guerras» en el sintético es como Pino se ha hecho notar en el futbol profesional en Estados Unidos, siempre poniendo en alto a su país y a su familia.  

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Publicaciones relacionadas

® 2013 – 2022 Superlider | Todos los Derechos Reservados |
Potenciado por SuProyectoWeb.com